• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Rusia puede tomar Kíev en días y causar 50.000 bajas, avisa Washington


Washington dispara las alertas de guerra. Con los grandes medios nacionales como altavoces de resonancia global, los servicios de Inteligencia y el aparato político de Estados Unidos hicieron sonar las sirenas de una posible y catastrófica invasión inminente de Ucrania por las tropas rusas hoy concentradas en sus fronteras.

La incursión podría precipitarse en cuestión de días y causar unas 50.000 víctimas, entre muertos y heridos, así como la huida de hasta 5 millones de personas que inmediatamente desencadenarían una grave crisis humanitaria, señalaron los informantes.

Las alarmas resonaron al unísono en los principales medios nacionales de Estados Unidos

La precisión de los cálculos sorprende y asusta. Como también llama la atención la práctica simultaneidad de las informaciones en los grandes diarios y agencias del país, que publicaron los datos casi a la vez pese a citar siempre una considerable variedad de fuentes: desde el ejército hasta los servicios de Inteligencia, pasando por los parlamentarios y los «socios europeos» a los que el Gobierno ha ido informando en los últimos días

Lee también

Las evaluaciones de tales fuentes coinciden en que los recursos militares rusos concentrados a las puertas de Ucrania -entre 100.000 y 130.000 soldados dotados de los correspondientes vehículos y arsenales- aportan ya el 70% del material humano y armamentístico necesario para llevar a cabo una invasión en toda regla.

La invasión ocasionaría la huida de hasta 5 millones de personas que desencadenarían una grave crisis humanitaria

El núcleo de las fuerzas invasoras estaría formado por 83 grupos tácticos de batallones con alrededor de 750 soldados cada uno. A esos más de 62.000 solados se sumarían decenas de miles de efectivos de apoyo logístico, aéreo y médico. Las fuerzas rusas descabezarían el poder político de Kiev en tan sólo dos días.


Lee también

Ismael Arana

Horizontal

El aviso de posible guerra lanzado urbi et orbi desde la capital estadounidense no consiste sólo en cifras. Los autores de la filtración a gran escala indicaron -según indicó por ejemplo The Washington Post-que «la ventana para una resolución diplomática de la crisis parece estar cerrándose» pese a los numerosos contactos de distintos líderes europeos con Putin y no obstante la reiterada negación de todo plan de invasión por parte del Kremlin.

Según los informadores, «la ventana para una resolución diplomática de la crisis parece estar cerrándose»

Con ser llamativa, la amplísima difusión de los informes procedentes de fuentes militares y del espionaje de Estados Unidos no deja de encajar con la audaz estrategia informativa elegida por el Ejecutivo del Joe Biden para combatir el desafío militar y las supuestas trampas o provocaciones de Putin con vistas a la posible invasión de Ucrania. Una catástrofe que, también desde un principio, se ve aquí más probable que en Europa o en el propio país directamente concernido.

Los funcionarios que desataron las alarmas precisaron que los servicios de Información estadounidenses no han determinado si Putin ha  tomado o no la decisión de pasar a la ofensiva, pero estimaron que el líder ruso quiere darse «todas las opciones posibles»: desde la invasión parcial del enclave separatista de Donbass hasta la invasión total del país.

Participa en los Debates





Source link