• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

¿Se va Tom Brady, el mejor quarterback de la historia?

Ene 1, 1970 , , , ,



Está el libro Guinness de los récords y está Tom Brady.

La liga de fútbol americano (NFL) colgó en su cuenta una fotografía de Brady y sólo una palabra, un acrónimo: GOAT: “el más grande de todos los tiempos”.

El ritmo informativo en Estados Unidos, que pendulaba este sábado entre Ucrania y el ciclón bomba meteorológico con nevadas memorables, sufrió un cambio de tercio súbito. Aunque sonó a lo largo de esta semana, la ESPN avanzó la retirada de Tom Brady, de 44 años, ciencia exacta en el ejercicio del pase como quarterback o mariscal de campo y el mejor palmarés en la historia de este deporte tan de la idiosincrasia de Estados Unidos. Las redes sociales se inundaron de reconocimientos y agradecimientos, entre los que destacaron los de sus dos equipos en los que formó filas, los Patriots de Nueva Inglaterra y los Buccaneers de Tampa Bay.

Sin embargo se produjo otro viraje. El mánager general de los Buccs, Jason Licht, aseguró que le había llamado Brady y que este le aseguró que todavía no había decidido si continuaba o se iba.

Un país en incertidumbre. De irse, se va el mejor, 22 años de recorrido y un éxito que nunca nadie ha logrado: siete victorias en la Super Bowl y, como ningún otro, cinco veces MVP, el jugador más valioso en esa final.

Los expertos intuyeron que la derrota de sus Buccaneers el pasado domingo, frente a los Rams de Los Ángeles, circunstancia que le privó de otra final, podría haber sido el último partido del pasador mas laureado. “No puedo pensar más allá de los próximo cinco minutos”, respondió para esquivar la cuestión de su retirada.

Al principio nadie lo quería y los Patriots lo escogieron en el penúltimo puesto de la selección del 2000

Se entiende la fiebre que se despertó este sábado porque Brady tiene un legado sin precedentes en cuanto a honores y a longevidad. Su marcha sí que sería el final de una época. Y eso que, a principios de este siglo, nadie parecía dar ni un centavo por él. Salvo otro personaje único. Bill Belichick. A Brady lo eligieron los de Nueva Inglaterra en el puesto 199 del draft (selección) del año 2000. Eso significa que era el penúltimo y, en cualquier otro caso, habría sido material de derribo.

Pero Bill Belichick vio algo en ese jugador espigado, descrito como­ “el guapo”. Esos Patriots, liderados­ en ataque por el brazo de Drew Bledsoe, habían llegado a la gran final y la perdieron.

Como en los cuentos al estilo “ha nacido una estrella”, tan del gusto en este país de las oportunidades, Brady era el suplente cuando Bledsoe se lesionó. De inmediato se hizo con el puesto y todos los focos se dirigieron hacia ese jovencito. La pareja Belichick y Brady llevó a los Patriots a su primera victoria en una Super Bowl.

Ahí empezó una trayectoria de éxito. Otros cinco títulos. Pero la pareja se rompió la temporada del 2020. Brady, en edad madura, en ese momento en que otros optan por tumbarse al sol y darle al golf, tomó una decisión de riesgo. Fichó por los Buccaners y se jugó parte de su prestigio. Salieron los que decían que, sin Belichick, quedaría al desnudo y se vería que su magia era el entrenador.

En sus dos equipos ha logrado siete Super Bowl (seis con los de Boston) y cinco como MVP de esas finales

Brady ganó con los Bucaneros su séptima Super Bowl.

Hoy por hoy cuenta con récord de yardas (metros) ganados con sus pases o de touchdown (624). En parte sorprendió el avance de esa retirada porque esta temporada ha jugado a gran nivel.

Brady ha pasado de ser odiado por los rivales de los Patriots a la unanimidad total en las alabanzas. El impacto de su retirada se equiparaba a la de Michael Jordan. Pedazo de elogio.





Source link