• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Todas las respuestas a las incógnitas del drama entre Kim Kardashian y Kanye West


Kanye West continúa siendo protagonista en los medios por su polémico comportamiento hacia su exmujer y madre de sus cuatro hijos, Kim Kardashian. El rapero decidió airear los trapos sucios relativos a la complicada relación que mantiene con su ex y sus discrepancias a la hora de educar a los niños a través de sus redes sociales, lo que provocaba que la empresaria contestase en público por primera vez a su exmarido, pidiéndole que dejara de complicar la ya de por sí tensa situación que toda la familia está viviendo.

Un comportamiento preocupante que el rapero viene manteniendo desde que Kim Kardashian solicitara el divorcio en febrero de 2021 tras seis años de matrimonio; y es que Kanye West no estaría de acuerdo con la separación de Kim, con la que empezó una relación en 2012, cuando ella todavía estaba casada con el jugador de baloncesto Kris Humphries.

Kim Kardashian and singer Kanye West in New York on April 23, 2012
en la foto : cogidos de la mano

Kim y Kanye, en una de sus primeras salidas como pareja en 2012.

©GTRESONLINE

Pero, ¿cómo se ha llegado a esta situación? ¿Está justificado el comportamiento de Kanye y la fría respuesta de Kim? Para responder a estas incógnitas conviene echar la vista atrás, solo así se puede entender el drama que rodea al divorcio más polémico de los últimos tiempos.

Kanye no aceptó el divorcio

En febrero de 2021 saltaba la noticia: Kim Kardashian pedía el divorcio de Kanye West tras varios meses de crisis provocadas por presuntas infidelidades, el errático comportamiento del rapero apoyando a Trump durante las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos e incluso postulándose como presidente él mismo; que Kanye no pasara tiempo en casa ocupado con sus diversos proyectos y pretendiese que su mujer y sus hijos se trasladaran allá donde a él se le ocurriese vivir y comentarios desafortunados como que había intentado divorciarse de Kim durante años o que deberían haber abortado a su hija mayor, North West. 

Horizontal

El apoyo público de Kanye a Donald Trump complicó la imagen pública de la familia.

Reuters

Ahora bien, el factor determinante fue la negativa de Kanye a seguir un tratamiento médico acorde a su enfermedad, un trastorno bipolar, que con el paso de los años ha provocado que el músico sufra episodios maníacos y depresivos que hacía muy complicada la convivencia tanto con su mujer como con sus hijos, que no mantenían la estabilidad que necesitaban.

“Creo que se merece alguien que apoye todos sus traslados e ideas, y yo no puedo hacerlo”, confesaba Kim después en Keeping Up With The Kardashian, el reality que le convirtió en una estrella, “Me siento una fracasada, es mi tercer matrimonio y me siento muy mal. Ni siquiera puedo pensar en eso, solo quiero ser feliz. No quiero un marido así”.

Kim Kardashian y Kanye West junto a sus hijos en Navidad de 2019

Kim habría intentado salvar la relación, pero optaba por el divorcio por el bien de sus cuatro hijos: North (8), Saint (6), Chicago (4) y Psalm (2).

Instagram / kimkardashian

Unas palabras que sirvieron a Kanye para decir a la mínima oportunidad que quería recuperar a Kim, con el silencio de esta ante sus palabras, decidida a no volver a retomar su relación. Ahora bien, este rechazo a una posible recuperación del matrimonio no impidió que Kim y Kanye mantuvieran una relación cordial por el bien de sus hijos, reuniéndose en diversas ocasiones, sobre todo con colaboraciones profesionales. Kim confesó entonces que estaba preocupada por la salud mental de Kanye tras el divorcio, y comenzó a mantenerse alerta en los momentos en los que el rapero estaba con sus hijos. Kanye cortaba todo contacto con su ex poco después, complicando aún más la situación.


Lee también

Redacción

Singer Kanye West and Kim Kardashian at 9th Annual WSJ. Magazine Innovator Awards in New York, USA

Sin embargo, la aparición de Kim en el mítico programa de humor Saturday Night Live! el pasado mes de octubre lo cambió todo, y es que la socialité no podía evitar enamorarse del cómico Pete Davidson, con quien iniciaba una nueva relación que molestó soberanamente a Kanye. Más aún cuando la empresaria recuperaba su apellido de soltera, continuaba con los procedimientos para liquidar su divorcio en los tribunales y cortaba toda relación con el padre de sus hijos.

Acusaciones de ‘traición’ y amenazas de ‘secuestro infantil’

Desde que comenzaron los rumores de que Kim podría haber rehecho su vida junto al joven cómico, 12 años menor que ella, Kanye cambiaba de estrategia y comenzaba a anunciar por todas partes su deseo de recuperar a su mujer fuese como fuese. De hecho, llegó a publicar una canción en la que amenazaba al humorista con agredirlo físicamente. Sin embargo, el hecho que Kim le ignorase le llevó a intentar llamar su atención mostrándose con sus nuevas parejas: la joven modelo Vinetria, con quien se le pudo ver en verano o, más recientemente, la actriz Julia Fox o la modelo Chaney Jones, que sorprendía por su increíble parecido físico con la propia Kim.

Kanye West in New York City.

Kanye West y Julia Fox, con quien el rapero admite que mantiene una «relación abierta», hace unos días en Nueva York.

GTRES

Al ser ignorado, la táctica de West se volvió un poco más agresiva, llegando a un punto de máxima tensión durante el cumpleaños de su hija pequeña, Chicago West, el pasado mes de enero, de la que el rapero dijo que había sido “vetado” y había tenido que estar controlado por el equipo de seguridad de la familia Kardashian. Tras este incidente, del que el rapero aseguró que espera una “disculpa pública” por parte de la madre de sus hijos, decidió atacar a su exmujer con el tema que más le preocupa en esos momentos: sus hijos. 

Así, Kanye recurría a sus redes sociales para expresar su frustración acerca de que su hija North tuviese una cuenta de TikTok, acusando a su exmujer de permitir que la niña estuviese en redes sociales. Esto provocó una respuesta inmediata de Kim, que por primera vez se refería a su exmarido en público, asegurando que estaba “obsesionado por intentar controlar y manipular la situación que estaban viviendo de manera negativa” con “ataques constantes”, pidiendo resolver todos estos asuntos en privado.


Lee también

Queralt Uceda 

Kim Kardashian y su hija North posan con la ropa de su propia marca, Skims

Sus palabras, unidas a su última entrevista con la revista Vogue, en la que confesaba que había dejado a su marido para “ser feliz”, en un reportaje en la que aparece junto a todos sus hijos, hicieron reaccionar de nuevo a Kanye en Instagram. El rapero había eliminado todo el contenido relativo a su exmujer y a sus hijos, pero regresaba para dar respuesta a sus declaraciones: “América vio cómo intentabas secuestrar a mi hija en su cumpleaños al no facilitarme la dirección del lugar donde se celebraba, pusiste seguridad para mi dentro de la casa mientras jugaba con mi hijo y me acusaste de robo”, dijo, indignado. Sin embargo, horas después borraba todos sus mensajes y compartía una foto de Kim con los niños, pidiendo a Dios que reuniese a su familia.

Una situación que parece no tener fin, y solo el tiempo dirá en qué resulta este complicado divorcio. De momento, Kim continúa intentando solucionar este problema de manera privada con sus abogados, mientras Kanye continúa enviando ataques de manera pública.

Lee también





Source link