• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

Toyota recorta la producción en 500.000 coches por la falta de chips


El golpe de la pandemia sigue pesando en las compañías del motor. Pese a ganar más dinero el último año, Toyota ha anunciado este miércoles que rebaja aún más la previsión de producción para el año, con 500.000 vehículos menos. La japonesa ha apuntado que la cifra de 9 millones de vehículos  previstos hasta ahora pasa a ser de 8,5 millones para el cierre de su año fiscal, que termina este 31 de marzo.

La empresa ha argumentado que la disminución se debe «a la incertidumbre sobre la propagación de la covid y la carestía de semiconductores», que ha provocado efectos negativos en la cadena de suministro por la falta de stock de microchips. En todo caso, mejorará los 7,6 millones de coches que vendió en el año que irrumpió la pandemia.


Lee también

Piergiorgio M. Sandri

Una imagen de chip de  Taiwan Semiconductor Manufacturing

Al cierre de los nueve primeros meses fiscales, la multinacional asiática había matriculado 6,09 millones de vehículos en todo el mundo, lo que supone una subida del 12,1% respecto al año previo, aunque registra una disminución del 11% en relación a las cifras del 2019, anteriores a la pandemia. En el último trimestre, vendió 2,5 millones de coches, por debajo de los 2,8 millones previos.

Ventas

Las matriculaciones aumentan un 12,1% respecto al año pasado

No es el primer varapalo que se lleva el mayor fabricante de coches del mundo en los últimos meses, pues viene haciendo recortes de producción por los contratiempos en el abastecimiento. Una problemática que le obligó incluso a paralizar la actividad en sus plantas durante algunas semanas del pasado verano. 

Pese a las expectativas pesimistas en cuanto a ventas, Toyota ha anunciado un beneficio neto de 17.500 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (abril a diciembre del 2021), lo que representa una subida del 58% en la comparativa con el mismo período del año previo. 


Lee también

Redacción

FILE - In this April 28, 2020, file photo, an employee wearing a face mask works on a Yaris car at the Toyota car factory in Onnaing, northern France. Toyota announced Thursday, Aug. 19, 2021, is scaling back 40% of its production, affecting 14 auto assembly plants in Japan, as the surging coronavirus pandemic in southeast Asia crimps the parts supply. (AP Photo/Michel Spingler, File)

Unos resultados que la firma atribuye a las labores de promoción y marketing para fortalecer las ventas desde sus concesionarios y proveedores, y al «mayor atractivo» de sus productos, que lograron paliar los factores adversos. Pese a recortar la producción, no se toca la previsión de resultados, con una ganancia en el conjunto del año de 19.000 millones, ya que se espera que los clientes estén dispuestos a pagar más por los coches.

Según representantes de Toyota, la incertidumbre se mantendrá en el próximo año fiscal, ya que «no esperamos que el desequilibrio en el suministro de chips se resuelva rápidamente y el curso de la pandemia de coronavirus no está claro». 


Lee también

Piergiorgio M. Sandri

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton





Source link