• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

tres posibles causas de la muerte de Esther López

Feb 8, 2022 , , , , ,


Una paliza, un atropello o un fuerte golpe accidental en la zona del abdomen y tórax. Estas serían tres de las posibilidades manejadas en los estudios forenses en la búsqueda de las causas que provocaron la muerte de Esther López. Hoy se han conocido más detalles del informe preliminar de la autopsia realizada a ese cadáver en el Instituto Anatómico Forense de Valladolid.

Se confirma que ese cadáver presentaba diversos traumatismos, no detectados en la primera inspección ocular en el lugar donde apareció el cuerpo, y se apunta, tal y como ha avanzado El Confidencial, que esos golpes habrían provocado a la víctima una fuerte hemorragia interna.

Una paliza, un atropello o una caída: tres posibles causas de la muerte de Esther López
Video

La autopsia revela golpes en el cadáver de Esther López, que hay que saber si son mortales


Según esta información, la muerte de Esther fue por “un politramautismo torácico abdominal con hemorragia interna profusa que causó un shock hipovolémico”. O dicho de otra manera, esa pérdida de sangre interna provoca que el corazón deje de bombear.  Este tipo de shock provoca que muchos órganos dejen de funcionar.

Los cuatro médicos forenses que han participado en esa municiosa autopsia, que dura ya más de dos días, habrían concluido en los primeros informes provisionales que el cuerpo de Esther presenta diversos politraumatismos en tórax, abdomen y cabeza y que el origen de esos golpes es violento.

La posibilidad de la paliza

Los traumatismos más severos se habrían descubierto en la zona del tórax y abdomen

Los traumatismos más severos se habrían detectado en la zona del abdomen, indicio que apunta a barajar -sin conclusión oficial- una de las hipótesis: Esther pudo haber sido víctima de una paliza. Esos golpes serían compatibles con puñetazos o patadas recibidas en esa parte del cuerpo.

Pero esto no pasa, en estos momentos, de ser una mera posibilidad compatible con esas heridas, pues tal y como indican fuentes forenses, este tipo de traumatismos pueden ser provocados también por un fuerte golpe o caída accidental. 

La posibilidad del atropello

Los mismos traumatismos serían también compatibles con un golpe contra el capó de un vehículo

Y llegados a este punto es cuando se recalca que tampoco puede descartarse que Esther López hubiera podido ser atropellada, por ejemplo, por un vehículo en la carretera de acceso a Traspinedo. El rastro de la mujer, cuyo cadáver fue localizado a media mañana del pasado sábado, ser perdió en plena madrugada.

La posibilidad de un atropello parece cobrar protagonismo en las últimas horas y esta misma mañana, poco antes de las doce del mediodía, la Guardia Civil ha vuelto a acordonar la zona en la que se encontró el cadáver. 

Han llegado al lugar varios vehículos de la Guardia Civil de Tráfico y parece que los agentes están tomando medidas en esa zona, como se hace con los accidentes de tráfico.

Hallado un cadáver en Traspinedo que podría ser el de la desaparecida Esther López

Los vecinos de Traspinedo se han volcado con la familia de la mujer estas últimas semanas

Pero todo sigue siendo muy confuso y los investigadores continúan manteniendo un estricto silencio. La posibilidad de un atropello parece que tendría que haber dejado pistas o señales en la roba de Esther, por lo que no deja de ser extraño que tres días después se vuelva a la zona para tomar mediciones a pie de asfalto.

A no ser que la autopsia haya dado un giro a las pesquisas y apuntado que esos traumatismos en tórax y abdomen sean muy compatibles con un impacto contra el capó de un coche.

En estos momentos lo único que se puede afirmar es que esta mujer, de 35 años, cuyo rastro se perdió el 12 de enero, ha sido víctima de una muerte violenta. Lo que ahora falta por confirmar es si esa violencia tiene un origen homicida o bien se ha producido de forma accidental.

Todo sigue abierto

Los forenses siguen trabajando y faltan los resultados de las muestras enviadas a Toxicología 

Si no se puede llegar a una conclusión clara en la larga autopsia que se está realizando en Valladolid -el cadáver aún no ha sido entregado a la famila- habrá que esperar a los resultados de los análisis de las muestras enviadas al Instituto de Toxicología por si arrojan más luz al caso.

Ese examen forense busca aclarar también se el cadáver de Esther López fue trasladado horas o días antes al lugar en el que fue localizado, o bien ese cuerpo siempre ha estado ahí sin que nadie haya reparado en ello.

¿Dónde ha estado el cadáver?

Es otro misterio. Los vecinos, convencidos de que se ha movido; los investigadores lo barajan todo

Esta última posibilidad la descartan, con mucha convicción tanto el vecino que localizó el cuerpo de la mujer -que pasea a diario por esa zona- como la mayoría de vecinos que transitan también por ese pinar, muy accesible y cercano a la carretera.

Otro dato que cobra cada día que pasa más números para confirmarse apunta a que el cadáver de Esther ha estado siempre estas últimas tres semanas (bien en el lugar donde apareció o en otro lugar) a la intemperie.

Y lo que más despistaría en estos momentos a los investigadores es el hecho de que junto al cadáver de la mujer aparecieran su bolso, pertenencias personales y el teléfono. Pocos asesinos, si la muerte fuera criminal, dejan tantas pistas en un escenario o lo ponen tan fácil a los investigadores. Es otro misterio.

Mientras los forenses continúan con su trabajo, los investigadores siguen con sus pesquisas. El hallazgo del cadáver de Esther no parece haber cambiado nada sobre lo que ya está instruido, ni precipitado, de momento, ninguna nueva detención.

Horizontal

Dos agentes, delante de la casa de Ramón, ‘El Manitas’, el único detenido por estos hechos que tiene que comparecer cada día ante un cuartel de la Guardia Civil.

Photogenic / EP

Ramon, ‘El Manitas’, sigue personándose cada día ante un cuartel de la Guardia Civil. Quedó en libertad tras permanecer 72 horas arrestado. El hombre niega tener ninguna relación con la desaparición de Esther, a la que sí conocía y que, según declaró, se había quedado algunas noches en su casa.

La investigación sigue su curso

La situación de los sospechosos en este caso sigue igual; nada parece haber cambiado en esas pesquisas

Ramón no vive en estos momentos en Traspinedo, así que la pasada semana (un dato importante si se confirma que el cadáver fue canviado de sitio) ese hombre estaría lejos del paraje donde apareció el cuerpo.

Oscar (investigado) y Carlos (interrogado en varias ocasiones) son los otros nombres que la Guardia Civil tiene en su lista de señalados. Esos hombres, amigos de Esther, fueron los últimos que estuvieron con ella la noche del 12 de enero, cuando se perdió su rastro. Sus declaraciones y coartadas no acabarían de convencer a los investigadores, que hablan de demasiadas contradicciones.

Además ahora ha trascendido que las cámaras del restaurante La Maña, a 800 metros del lugar donde apareció el cadáver y por el que esos hombres aseguran pasaron esa noche, no han servido para confirmar esa versión al haberse borrado las imágenes. Esas cámaras irían grabando sobre el material ya almacenado, por lo que esas imágenes se pierden con el paso de los días.





Source link