• Mié. Sep 28th, 2022
Etiquetas principales

Una teleco se cuela entre los bancos

Feb 5, 2022 , , , , ,


No es el banco de la esquina; es nuevo, pero no un neobanco al uso ni una fintech de las que proliferan ajenas a la regulación. Orange Bank es, tal como suena, el banco de Orange, operador de telecomunicaciones de matriz francesa y único en su clase que es titular de una licencia bancaria. Narciso Perales, su director general en España, describe lo que llama “nuestras dos razones de ser”. Una, ayudar al negocio de su accionista en la estrategia de fidelización; la segunda, prestarles los servicios bancarios comunes, enfatizando la financiación del consumo.

Singular, sin duda, aunque la iniciativa encaja en una corriente extendida entre las telecos. Un activo esencial de todo opera­dor es su cartera de clientes –que en el caso de Orange España es de 16 millones en telefonía móvil–, a los que todos cortejan con ofertas que no tienen por qué ser complementarias, pero añaden escala: la confluencia con los seguros tiende a ser habitual, otros han intentado competir en los medios de pago móviles, sin acabar de cuajar en España, como marcas alternativas.

Ayudar a fidelizar a la clientela de Orange es la primera razón de ser de este banco móvil

La teleco francesa ha hecho una apuesta de más largo aliento. Orange Bank funciona en su país de origen y desde el 2019 en España. Todos sus clientes bancarios lo son a la vez de Orange: en diciembre sumaban 135.000 cuentas. “Estamos convencidos de que hay una oportunidad en la industria de los servicios financieros, que podemos aprovechar mejor que los bancos universales gracias a que somos un banco regulado cuyo propietario conoce bien los mecanismos de la digitalización”.

De cara al 2022, este directivo tiene el objetivo de elevar los ingresos hasta los 35 millones de euros, así como mejorar sustancialmente el margen operativo. En su caso, hablar de rentabilidad sería prematuro, dice. “Solo ganamos dinero con el consumidor, al grupo no le cobramos la fidelidad que proporcionamos”. A cambio de esta prestación, el banco ha recibido sucesivas inyecciones de capital del accionista para mantener las ratios exigidas por el Banco de España y el BCE. “En el tercer año –2022– esperamos tener margen operativo positivo, algo que sucede en pocos negocios digitales”.

Narciso Perales, director general de Orange Bank en España

Narciso Perales, director general de Orange Bank en España

O.

“Que tengamos un balance de crédito de 430 millones en solo dos años de operación y con una pandemia de por medio –añade– nos parece que avala un crecimiento razonable”. Otra cifra que confirma la naturaleza excepcional de esta entidad es que ha financiado la compra de 2,4 millones de terminales vendidos por Orange España. Este caudal ha facilitado que Orange, siendo el segundo operador móvil del mercado por número de clientes, sea a la vez el primero por el número de móviles vendidos.

La premisa fundacional de Orange Bank se apoyaba en un análisis previo sobre el comportamiento de los usuarios móviles en Francia, según el cual la relación con la banca evoluciona hacia una mayor autonomía en la gestión de su dinero: al menos el 21% de los franceses son clientes de un banco online o móvil.

Perfil

Contra lo esperado, no es un banco de jóvenes: la media de edad de los clientes es de 45 años

La hipótesis original era que Orange Bank sería un banco para jóvenes, pero no ha sido así: la media de edad de los clientes es de 45 años. La entidad admite que durante los primeros años no puede aspirar a ser el banco primario de sus clientes, pero sí su primer banco digital. Ahora ofrece “casi todo lo que necesita la mayoría de los españoles. También préstamos personales que se tramitan desde el móvil y en menos de dos minutos el cliente tiene el dinero en cuenta”.

A finales del 2021, los depósitos confiados por sus clientes a Orange Bank alcanzaban 175 millones de euros. Con un rasgo peculiar: solo pagan intereses sobre depósitos de 40.000 euros como máximo. “No queremos que nos traigan un millón de euros”, zanja Perales.





Source link