• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

Young Wild Hunters, vídeos y trofeos digitales para los cazadores del siglo XXI


Antes que nada, el cofundador de Young Wild Hunters se disculpa: «La naturaleza es vida y muerte, pero hay falta de comunicación y por eso existe ese rechazo», explica Ignacio Ducay, de 25 años y natural de Madrid. 

Su negocio explota el arte de la caza desde las nuevas oportunidades que brinda la tecnología, pero sabe que no es un mercado fácil ni un producto que guste, de antemano, a todo el mundo. ¿Tiene la caza mala prensa?, preguntamos. «Mucha y es apasionante. La caza es una forma de controlar el número de ejemplares de cada especie. Matar es distinto que cazar, yo cazo, no mato animales», espeta Ducay.

«Matar es distinto que cazar, yo cazo, no mato animales», dice el fundador de la startup

Así lo empezó a contar en Instagram, donde publicaba vídeos de sus actividades con amigos, dirigiéndose a un público más joven. «En poco tiempo conseguí 10.000 seguidores y aposté por esto. Me dejé hasta el trabajo en la multinacional», cuenta. En sus cacerías grababa vídeos y para no perderlos, pensó que sería mejor poner un marco digital a cada trofeo de caza para poder revisar aquellas jornadas en el campo. 

Así nació esta startup, con sede en València pues entró en la aceleradora Lanzadera hace un año y medio y, desde aquí están haciendo crecer un proyecto en el que ya trabajan 11 personas. Su facturación es de 120.000 euros, con un ritmo de crecimiento en el último año del 400%. Aseguran que hay mucho mercado y que, de seguir las cosas la senda actual, el recorrido será mucho más ascendente. Acaban de cerrar una ronda de inversión de 250.000 euros con business angels, y amigos y familiares.

Su facturación es de 120.000 euros y el crecimiento del último año, de un 400%

Compran las pantallas a proveedores chinos y las engarzan en madera de haya de producción española, para que el cazador pueda colgar en su pared su trofeo y revisitar las imágenes de aquella mañana en la sierra. Luego tienen en marcha un marketplace, con una variada oferta para los aficionados.

En total, sus líneas de negocio son tres, porque a las anteriores suman las producciones audiovisuales, que venden en el canal de caza Cazavisión, de emisión en Portugal y España, así como para el canal SportsMan Channel, de Canadá. Están apostando por exportar y salir al mercado norteamericano.

Young Wild Hunters trabaja con el canal de televisión SportsMan Channel

Young Wild Hunters trabaja con el canal de televisión SportsMan Channel

Young Wild Hunters

De vez en cuando, organizan catas en el comedor de Lanzadera con la carne de sus cacerías, que también se producen en territorio valenciano. «Aquí se caza tanto en costa como en montaña, tenemos un motón de animales, desde la cabra montesa, patos, perdices, jabalíes, hay fincas que tienen hasta ciervos, hay una biodiversidad brutal», detalla Ignacio Ducay. 

Define a la valenciana como una comunidad «súper cazadora» y las cifras le acompañan: la Federación de caza cuenta con 40.000 cazadores federados, la tercera federación con más miembros por detrás del fútbol y el baloncesto. En el 80% del territorio valenciano se puede cazar, porque casi en cada municipio hay un coto. Abundan los jabalíes y los conejos, cuyo control a través de la actividad cinegética está controlado por la normativa autonómica. 





Source link